Cómo poner al niño de yeso mostaza

Parecería, es posible no saber cómo ponerle un emplasto de mostaza a un niño. Sin embargo, siempre hay madres que manejan esta pregunta en el cuadro de búsqueda y están buscando cualquier información. Considere brevemente lo mínimo que todos los padres deben saber.

Sin pena, podemos decir que los emplastos de mostaza son una de las pruebas más difíciles para un niño y sus padres, que deben tener una paciencia fenomenal. No se recetan con tanta frecuencia, pero la bronquitis y la traqueítis de los niños no se llevan bien sin este procedimiento.

El principio de los emplastos de mostaza es estimular la circulación sanguínea en las áreas respectivas, debido a la irritación local de la piel. Como resultado, tienen efectos antiinflamatorios, antiespasmódicos y analgésicos.

Preste atención: ¡es imposible poner emplastos de mostaza con enfermedades de la piel!

Vayamos directamente a la pregunta del artículo de hoy:

Cómo ponerle unos emplastos de mostaza a un niño.

No hay necesidad de inventar y experimentar, compre yeso de mostaza en la farmacia (8–12 cm), humedézcalos con agua tibia (hasta 50 ° C) y puede ponerlos. Si el niño es muy pequeño, se coloca un emplasto de mostaza sobre una capa delgada de gasa (se puede reemplazar con un paño fino). Esa es toda la tecnología. Luego envuelves el pequeño e intentas explicarle lo que se necesita y es muy útil useful

Cómo hacer tú mismo los emplastos de mostaza.

Pero en la práctica, a menudo resulta que no hay mostazas en el botiquín de primeros auxilios, pero ir demasiado lejos tras ellos. En este caso, se pueden hacer con sus propias manos, lo que no es tan difícil. Tomar una parte de mostaza seca y tres partes de harina, mezclar y diluir con agua tibia hasta obtener una consistencia blanda. Aplique la masa resultante en una capa delgada sobre un trozo de tela y cubra con una gasa o papel de seda. Todo, el yeso de mostaza está listo. Ahora se lo puedes poner al niño. Si la quemadura es fuerte, quítela y lubrique la piel con crema para bebés.

Esa es toda la tecnología. Como ve, es fácil hacer emplastos de mostaza y no es difícil colocarlos. El único problema es persuadir al niño para que sufra un poco, y esto no ayudará a ningún consejo, cada familia tiene sus propios pequeños trucos.

Загрузка...

Deja Tu Comentario